La Música

|

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Programa: La Música.

Cabezote de presentación: "60 minutos para disfrutar con los géneros musicales de todos los tiempos"

Dirige y Presenta: Yazmín Guerrero (ELN_RANPAL)

Controles: Elkin Guerrero

Tema: A ritmo de merengue dominicano

Fecha: 30 de agosto de 2014

Sinopsis: La comunicadora popular y guerrillera del ELN, Yazmín Guerrero, nos trae una  nueva emisión del programa La Música, esta vez el ritmo escogido es el Merengue Dominicano.

Yazmín, nos traslada a la preciosa isla Nuestramericana llamada La Española, donde más de dos terceras partes del territorio, las ocupa la República Dominicana. Y el Merengue es su ritmo nacional.

La República Dominicana, cuna del merengue, ubicada en la isla que los invasores europeos denominaron La Española, pero que los pueblos Nuestramericanos que la poblaron primero llamaban Haití, Bohío y Quisqueya, que significan tierra montañosa, casa grande y gran madre de la tierra respectivamente, tiene la novena economía más grande de América Latina y la segunda de Centroamérica y el Caribe. Aunque conocida por la producción de azúcar, la economía está ahora dominada por empresas de servicios. Como muchos de los pueblos de nuestro continente donde el neoliberalismo ha puesto su garra, los dominicanos padecen el desempleo, la corrupción gubernamental y un muy mal servicio eléctrico. También como cosa rara en Nuestramérica, tiene una marcada desigualdad social.

Hoy en día se tocan principalmente dos tipos de merengues. Aunque son similares rítmicamente, se distinguen por su instrumentación y repertorio. El Perico Ripiao, que es por lo general llamado merengue típico en la República Dominicana, es el estilo más antiguo que se toca aun comúnmente. Éste se originó en la región del valle del norte cerca de la ciudad de Santiago llamada el Cibao, una región rural, agrícola, por lo que algunos merengueros llaman al Perico Ripiao, la "música de  campo" de la República Dominicana.

El merengue, aparece por primera vez en la década de los 1840’s cuando los moralistas trataban de prohibir la música debido a sus letras sugestivas y a los sensuales movimientos de los bailarines de merengue.

Al principio, el merengue típico cibaeño se tocaba con instrumentos de cuerda como el tres y el cuatro, pero cuando los alemanes llegaron a la isla a finales del siglo XIX comerciando sus instrumentos por tabaco, el acordeón reemplazó rápidamente a las cuerdas como instrumento principal. Los dos instrumentos principales de percusión, la güira y la tambora, fueron parte del conjunto desde el principio de la música, y son tan importantes que a menudo son considerados simbólicos del país entero. La güira es una rascadora de metal que se cree que es de origen nativo Taíno, mientras que la tambora es un tambor de dos cabezas de origen africano. Junto al acordeón europeo, el grupo típico simboliza las tres culturas que se combinaron para hacer la República Dominicana de hoy.

El merengue como decíamos, era estigmatizado, pero experimentó un inesperado posicionamiento en las altas esferas sociales con la llegada al poder del cruel dictador Rafael Trujillo. Quien a pesar de no ser de la región del Cibao, sino del sur, provenía de una zona campesina y de una familia de escasos recursos. Trujillo, decidió que el estilo rural del Perico Ripiao debía ser el símbolo nacional dominicano. Algunos dicen que más que por amor al género merengue, lo hizo como una forma de castigo para las élites que se habían negado a aceptarlo anteriormente. Trujillo, además debe haberse dado cuenta también del poder simbólico de la música popular rural y su potencial para crear apoyo entre las masas, ya que llevó a acordeonistas con él a lo largo de la República durante su gira de campaña desde el principio.

Después del asesinato de Trujillo en 1961, el merengue de orquesta sufrió un gran cambio. Durante esa década, aparece por ejemplo el Combo Show de Johnny Ventura que volvió locas a multitudes con sus ostentosas coreografías. Ya en la década de los 80s aparece un nuevo ritmo llamado "merengue a lo maco" y fue popularizado por grupos como Los Hermanos Rosario. Como era mucho menos complicado que otros ritmos de merengue, fue particularmente útil para adaptar canciones de otros estilos como la bachata, el vallenato colombiano, las rancheras mexicanas, y el pop norteamericano. Este proceso de hacer nuevas versiones es denominado en República Dominicana como fusilamiento y sigue siendo una fuente para muchos éxitos de merengue hasta ahora.

Para la época de la década de los 80s el merengue era tan grande que incluso estaba apagando a la salsa en las emisoras. Aquella década también fue notable por un boom en todas las orquestas femeninas, y Las Chicas del Can llegaron a ser particularmente populares. Desde entonces, músicos como Juan Luis Guerra, educado en la escuela Berklee de Boston, y el ex-roquero Luís Díaz llevaron al merengue hasta el exterior, internacionalizando verdaderamente la música. Guerra colaboró con guitarristas africanos, experimentados con sonidos caribeños indígenas, y exploró la música de las raíces dominicanas con el acordeonista de típico Francisco Ulloa, mientras que Díaz (un innovador desde su trabajo con el grupo popular Convite de los 70s) fusionó el merengue, rock, merengue típico, y la bachata en sus producciones.

El merengue forma parte del pueblo, ya que constituye una forma de expresión para éste. Un pueblo que pese a la inequidad social propia de muchos de los países hegemonizados por el capitalismo, a través de la música nos ha regalado su alma invencible, y que no deja, que la llama de la solidaridad internacionalista se apague.

Un abrazo para todo el pueblo de la República Dominicana. Les ofrecemos este programa como humilde homenaje del ELN, a su lucha de resistencia anti-imperialista.

Categoría: /