Revolución Estéreo

|

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Programa: Revolución Estéreo.

Cabezote de presentación: "Para darle conciencia y sentido a tus oídos"

Dirige y Presenta: Martha Cano

Controles: Elkin Guerrero

Tema: “50 años de raíces, sueños y esperanzas, plasmados en notas musicales”

Fecha: 13 de julio de 2014

Sinopsis: En esta nueva emisión, Martha Cano, conmemorando este mes tan especial para nosotros los Elenos y el pueblo colombiano, al cumplir 50 años de lucha, nos trae un programa de cultura revolucionaria, que nos cuenta un poco sobre nuestros cantos guerrilleros, como voz y expresión de los oprimidos.

En esa medida, queremos rescatar un poco de nuestros cantos libertarios. Este programa será la oda, a nuestra historia a través de la melodía Elena.

Somos la siembra de Camilo, Manuel Vásquez, Manuel Pérez y Nicolás Rodríguez, somos la huella y el fruto infinito de todos nuestros combatientes Elenos, nuestros militantes y nuestra base  y nuestros comandantes, que en este medio siglo de guerra impuesta por la oligarquía, han dado y  entregado su vida en honor y gloria por la liberación de un pueblo.

El himno del ELN, como canto inicial de este programa, no es más que la primera voz briosa de estos combatientes guerrilleros que estamos siempre dispuestos a no dar un paso atrás, porque preferimos la muerte a la rendición.

Nuestras raíces musicales como Elenos, parten de nuestra cultura musical nacional, es por ello que cada región tiene sus propios géneros musicales.

Es decir, que las mayorías de las producciones musicales del  Frente de Guerra Norte, son vallenatos, puyas, cumbias etc.

En el Frente de Guerra Central, suena más la música conocida popularmente como carrilera, los bambucos; en general  música campesina representativa de la zona centro del país.

En el suroccidente del País, la música andina y también el estilo carrilero, son representativos de la expresión musical de este Frente de Guerra

En el Oriente colombiano, es imposible que no suenen los cantos Elenos al ritmo del arpa llanera, con el joropo y los paseos llaneros.

Y como cosa especial pero no de extrañar por la riqueza cultural de nuestras raíces, en el Frente de Guerra Occidental,  se han creado algunas composiciones a ritmo de salsa, rap y reggaetón pero fusionados con el rico sabor afrocolombiano.

Y no solo, se trata de simples géneros musicales por regiones sino también el hecho importante de que las letras cuentan las historias de cada Frente de Guerra, de cada región, de sus muertos, de sus victorias, sus reclamos por vida digna y justicia social, pero también la denuncia.

Nuestras esperanzas, no son la vaga ilusión de transformar una nación, sino de hacerla juntos; que el pueblo asuma y se empodere, para poder realizar esa verdadera democracia, para que los cambios estructurales sean parte infaltable del avance revolucionario con el que alcanzaremos una Nueva Nación de Paz y Equidad.

Pero también crear una nueva conciencia, para que las transformaciones sean permanentes; y para ello, como alguna vez lo hablábamos en este programa,  debemos construir una nueva cultura e identidad de nación. En esa medida la música guerrilla es una buena manera de transmitir valores y plasmar como parte de esa esperanza de nación, las ideas de lucha, la memoria de un pueblo, las identidades necesarias para amalgamarnos con respeto por la multiculturalidad.

El amor, la bondad, la sencillez, la humildad y demás valores son la consigna musical Elena, que interpreta nuestras esperanzas de cambio, por una paz con justicia social y verdadera democracia.

Esperanza que al ritmo de la melodía de un vallenato, un joropo, un canto andino, una canción campesina, se hace voz, se hace raíz y se convierte en sueños de los campesinos, obreros y, hombres y mujeres de a pie que hoy combaten, con el libro, con su herramientas de trabajo y el fusil.